Teléfono: 809-598-3000 / Emergencia: 809-923-1111

A partir del siglo XII hasta el siglo XIII, tanto el Rey Carlos III, el Virreal Don Juan Diego Vicente Güemes y Carlos IV, vieron la necesidad en esa época de construir Cementerios fuera de la ciudad, poblados o aldeas, para garantizar agua potable a las comunidades, porque el brote de enfermedades infecto-contagiosas, como la varicela, sífilis, fiebre, peste, sarampión, fiebre amarilla, estaba acabando con los habitantes de estos poblados.

Origen e Historia

Porque las personas los enterraban en los caminos vecinales, calles de la ciudad, iglesias, basílicas y patios de los hospitales de esa época. Aunque los más pudientes construían y enterraban a sus familiares en monumentos que ellos construían o rentaban para darles cristiana sepultura a sus familiares.

Fue a partir del 1787, cuando el rey Carlos III estableció la construcción de espacios urbanos fuera de la ciudad. Pero en 1881, fue cuando se elaboro un reglamento para un nuevo modelo de cementerio municipal de la ciudad, que establecía diversas instrucciones que debían ser respetadas al pie de la letra por las autoridades de la nueva Necrópolis, las que hicieron extensivas también a los nuevos cementerios particulares. Allí se anotaban que habría cinco (5) tipos de inhumaciones diferentes que son:

  • Primera (1ra.) Era gratuita
  • Segunda (2da.) Las dimensiones del sepulcro y la obligatoriedad de encarcelarlos.
  • Tercero (3ro.) De manera especial en caso correspondiente a una persona que hubiese fallecido a causa de una enfermedad en efecto contagiosa.
  • Cuarto (4to.) Que cada sepultura debía ser para el entierro de una solo cadáver y se regulaban las exhumaciones, el establecimiento de una casa mortuoria en el interior del cementerio en donde los cadáveres podían duran hasta 36 horas.
  • Quinto (5to.) Se reglamentaba el tipo de plantas y árboles que debían sembrarse, así como también se señalaban con precisión las obligaciones del inspector general y los administradores.

Jardín de Mascotas

Un lugar especial para esos incondicionales amigos que nos dieron su vida para mejorar la nuestra.

...Ver Más
  • Jardín del Prado Familiar

    Jardín del Prado Familiar
    Ubicado en nuestra zona más exclusiva, alrededor de un hermoso lago natural. Ambientado para darnos la paz y el sosiego que el lugar amerita.

    Adquiera su Jardín Familiar con capacidad para 8 y 12 féretros, en un solo lugar, sin la necesidad de que usted construya.

    Cada Jardín Familiar incluye:

    • Un Monumento de Granito Natural.
    • Placa en Bronce.
    • Inscripción de los Apellidos de la Familia en bronce alto relieve.
    • Placa para inscribir el primer nombre del difunto, fecha de nacimiento y fecha de fallecimiento..
    • Primera Inhumación.
    • Colocación de carpa para protección del sol o la lluvia y 20 sillas forradas.
    • Descensor automático.
    • Pasillos adoquinados divididos en seto vivo.
    • Mantenimiento gratis por 3 años.
    • Despedida de duelo.
    • Asistencia Legal y Emocional.

    Nos aseguramos de que en ese momento difícil usted no esté solo. Para más información contacte a uno de nuestros asesores, están dispuestos y capacitados para ayudarle.

Nuestras Empresas